Liderar sin género

¿Es realmente imprescindible el género dentro del liderazgo empresarial?

Para tener contexto de cómo llegamos a ver figuras tan relevantes en el mundo empresarial, es importante tener en cuenta que fue hace tan solo unas décadas que estos lugares son ocupados por hombres y por mujeres en una medida más equitativa, sin embargo, independiente del género, son algunas características de liderazgo las que marcan la diferencia en un equipo de alto desempeño.

Según Alfredo Diez, Coach ejecutivo experto en liderazgo femenino de TISOC (The International School of Coaching) “La dinámica empresarial se ve muy enriquecida con la incorporación del colectivo femenino ya que la intuición, empatía, disposición para el trabajo en equipo y el buen trato son capacidades presentes en las mujeres”, algo muy similar opina Carolina Angarita, quien al preguntarle sobre su rol de presidenta de Google en Colombia afirma que “El tema femenino es absolutamente esencial, está demostrado científicamente que, a mayor diversidad, mejores resultados”.

En el área de los negocios, por ejemplo, sociólogos contemporáneos han llegado a definir un estilo de liderazgo congruente al género. Esto quiere decir que hombres y mujeres se dirigen a sus subordinados en formas diferentes. Las diferencias consisten en que las mujeres prefieren un estilo democrático mientras que los hombres se sienten más a gusto con uno directivo.

Las mujeres alientan la participación, comparten el poder y la información y tratan de fortalecer los sentimientos de valía de sus seguidores. Prefieren dirigir por medio de la inclusión y confían en su carisma, experiencia, contactos y habilidades en el trato personal para influir en los demás. Por su parte, los hombres son más proclives a usar un estilo directivo, de mando y control, y se apoyan en la autoridad formal de su puesto como base de influencia.

(Comportamiento Organizacional, Stephen Robbins, Pg 163. 5ta Edición. 1998)

Si bien, mujeres y hombres son distintos, cuando de liderar se trata lo que se requiere son, características que, si no se poseen de forma natural, lo importante es que se tenga todo el potencial para desarrollarlas. En el siguiente artículo abordaremos 4 características de liderazgo empresarial que se identifican tanto en hombres y mujeres a la hora de realizar su labor y la importancia de esas características en las organizaciones.

1- “Una mala persona no llega nunca a ser un buen profesional” – Howard Gardner

Derribando paradigmas, podría decirse que principalmente los buenos profesionales que ocupan cargos de liderazgo de por sí, son buenos seres humanos, tal como lo afirma el neurocientífico y psicólogo de Harvard, Howard Gardner, autor de la teoría de las inteligencias múltiples: “En realidad, las malas personas no pueden ser profesionales excelentes. No llegan a serlo nunca. Tal vez tengan pericia técnica, pero no son excelentes” … “No alcanzas la excelencia si no vas más allá de satisfacer tu ego, tu ambición o tu avaricia. Si no te comprometes con los objetivos que van más allá de tus necesidades para servir las de todos. Y eso exige ética”. Los mejores profesionales son siempre excelentes, comprometidos y éticos, y sin duda, esas son características que podemos encontrar sin importar el género, lo que nos deduce una vez más, que para liderar se empieza por ser buena persona.

2- La constante curiosidad por aprender

Una de las características más importantes de los buenos líderes está relacionada con la curiosidad y el gusto por aprender cosas nuevas que los impulsan a buscar estar en constante formación y actualización profesional. Brindarles esta misma posibilidad a sus colaboradores, motivándolos con esto a adquirir herramientas que les permitan desempeñar mejor su cargo y crecer, es de vital importancia a la hora de liderar. Por otro lado, los buenos líderes independientemente del género, comparten la habilidad para identificar las fortalezas de sus colaboradores y enfocarse en potencializar sus capacidades, entregándoles retos que los empoderen para lograr objetivos claros y medibles que los hagan sentir capaces y sobresalientes en aquello que se proponen hacer.

3- Empatía con su equipo de trabajo y empoderamiento a sus seguidores

Un aspecto fundamental para liderar de forma integral, consiste en lograr la empatía suficiente para tomar en cuenta y capitalizar lo que los miembros de su equipo piensan y sienten. Como lo diría el que fue elegido como ejecutivo del siglo XX, el empresario americano Jack Welch “Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y ser mejores, eres un líder”. Creando así, espacios de diálogo, vínculos claros, reconocimiento y  la gestión positiva de problemas y situaciones dentro de las compañías y entre los mismos equipos de trabajo. Una vez más Welch nos recuerda que sin importar cuál sea el foco de tu negocio, si no estás rodeado de las personas adecuadas no hay garantía del éxito en lo que te propongas hacer. “Finalmente, el éxito en los negocios se reduce a tres palabras: personas, producto y beneficios. Si no te rodeas de las personas adecuadas, no tienes mucho que hacer con las otras dos”

4- Toma de decisiones acertada y recursividad en la solución de problemas

La asertividad en la toma de decisiones es uno de los retos a los cuales los líderes se ven enfrentados a diario, la cual debe estar acompañada de cierta agudeza y tacto, ya que resultan claves para el presente como para el futuro de las compañías. En el proceso de toma de decisiones se pueden identificar cuatro fases principales: Definir el problema, someterlo a análisis, evaluar las alternativas con las que se cuenta para solucionarlo, la selección de alguna o algunas y su rápida ejecución.

Silvia L. Saravia Matus en su ensayo Género y Liderazgo: Perspectiva Histórica concluye que: “Los estudios de alta gerencia muestran una nueva tendencia de liderazgo. Se trata de la adopción del estilo de liderazgo andrógeno, que disminuye los impactos de género. Se conjugan los mejores rasgos de los estilos masculinos y femeninos. Sin duda alguna, estas combinaciones puestas en práctica reportarán grandes y mayores beneficios para la vida en comunidad, porque a fin de cuentas el ser humano debe optar siempre por el equilibrio y la síntesis en todas sus facetas, dejando atrás los prejuicios y las dañinas posturas extremistas”

Este extracto hace parte del ensayo Género y Liderazgo: Perspectiva Histórica tomado de su primer libro titulado “Reflexión, Antología de Ensayos” publicado en Managua en el año 2003.



Otros contenidos relacionados:

¿Conoces a alguien que le pueda interesar este artículo? Compártelo

De emprendedor a empleado

horarios de un emprendedor

Cómo sacar provecho a este camino que quizá ya habías recorrido.

Muchas veces hemos leído artículos en los que de forma emotiva nos dan consejos sobre el gran paso de empleado a empresario, sin embargo, muy pocas veces nos han presentan el caso de empresario a empleado, quizás porque para muchos puede parecer un experiencia de mucha frustración que no quieran recordar y dar a conocer. En este artículo encontrarás 6 consejos para superar un emprendimiento fallido, y lograr así, acomodarte nuevamente a la rutina laboral.

1 – Eres un emprendedor innato y eso marca la diferencia

Desde el momento en que decidiste realizar tu idea y convertirla en tu propio negocio, marcó la diferencia en tu camino. Ya has recorrido un trecho que aún muchos ni siquiera saben que existe. Por ser emprendedor tienes características que muchas empresas buscan en su equipo de trabajo. Eres recursivo a la hora de realizar tu labor, te apasiona realmente lo que haces y en tu mente está activado el chip de la eficiencia, no sólo porque sabes que cada minuto de tu día cuenta, sino que ya conoces que hasta el mínimo desperdicio pasará cuenta de cobro.

Siéntete satisfecho de lo que has logrado y contagia a tus compañeros de esas habilidades que aprendiste en tu recorrido como emprendedor. Quizás de esta forma encuentres el socio que te acompañará en tu próximo reto de emprendimiento. Si aún no estás convencido que volver a la rutina como empleado de 8 horas de trabajo en una oficina, recuerda esta frase de quien después de muchos intentos inventó la bombilla eléctrica:

“No he fracasado.

Acabo de encontrar 10.000 maneras que no funcionan”

Thomas Alva Edison

1 – Saca provecho nuevamente a tu estabilidad económica

Después de algunos meses para algunos, o unos años para otros, ahora tienes la tranquilidad que por todo el trabajo que realices recibirás una compensación. En estos momentos recordarás las temporadas en las que como emprendedor sacrificabas todo aquello que recibías para invertirlo a tu negocio. En esta nueva etapa como empleado, quincenalmente o mensualmente recibirás tu salario con el que no sólo podrás ahorrar para empezar tu nueva idea de negocio, sino que también podrás disfrutar de esos antojos que no pudiste darte en el pasado.

Sabemos que por tus cualidades como emprendedor ves el dinero de forma distinta, muchos empleados reciben su remuneración como una ganancia económica que pueden invertir en el negocio de otros,  y necesariamente no  les genere independencia económica. Como emprendedor buscas una meta, nuevos retos que generan resultados y que en algún momento podrán brindarte la independencia económica que buscas. Quizás esta frase pueda resultar familiar para ti, pero vale la pena recordártela en estos momentos en los que sientes que estás sacrificando tus sueños: “Emprender es vivir unos años de tu vida como la mayoría de la gente no lo hace. Así puedes vivir el resto de tu vida como la mayoría de gente no puede” – Anónimo. En este nuevo camino como empleado siente la tranquilidad que este puedes tomarlo como aprendizaje para esa nueva idea de negocio que ya está rondando en tu cabeza.

2 – Recorre este camino ya conocido y aprende de nuevo

¿Madrugas todos los días entre semana para estar en la oficina a las 8 de la mañana? Disfruta este proceso, tienes todas las habilidades para destacarte en tu nuevo trabajo, tomas riesgos con soluciones revolucionarias e innovadoras a la hora de realizar tus tareas. Como emprendedor tu trabajo fue reconocido y tus ideas fueran respetadas, ahora como empleado el reto es mayor, pero también puedes lograrlo. Integra a compañeros de trabajo a alcanzar metas comunes y desarrollar los proyectos de la empresa. Identifica características y formas de  hacer las cosas que puedan replicarse y aplicarse en un futuro para tus ideas de negocio, nútrete de los procesos de la compañía en la que estás y ajusta las tuercas que creas para optimizar al máximo los resultados. Como empleado tienes la ventaja de experimentar e innovar en nuevas formas de hacer las cosas, permítete fallar, eso sí, recuerda tener un plan B que te permita dar solución rápidamente para cumplir con los resultados con los que te comprometiste. Ten claro una cosa, si trabajas en una empresa, en cualquier momento puedes tomar la decisión de tomar un nuevo rumbo hasta sentirte satisfecho.

3 – Conéctate con negocios de tu entorno y realiza networking

Si tienes la oportunidad de estar trabajando en el mismo sector de tu último negocio, esta es la ocasión para que te conectes con aliados, proveedores y clientes, valida con ellos sobre los errores que pudiste haber tenido en el pasado, e indaga sobre nuevas perspectivas para trabajar en el futuro. Si por el contrario en tu faceta como empleado estás  en un sector distinto al de tu emprendimiento, aprovecha esta oportunidad para generar nuevas ideas de negocio que puedan funcionar, encuentra problemas y falencias que detectes y desarrolla un plan de negocio que pueda devolverte tu espíritu emprendedor. Ten presente esta frase cada día de tu trabajo y verás que sacarás el máximo provecho de esta etapa laboral. “El networking es preguntar y escuchar para averiguar en qué podemos aportar valor”

4 – Aprovecha tu tiempo libre

En estos momentos te estarás preguntando, cuál tiempo libre si tengo un trabajo que demanda 40 horas semanales, pues bien, si volvemos atrás, en promedio un emprendedor trabaja más de esas horas a la semana, e inclusive los fines de semana y festivos, y tú más que nadie lo sabes porque lo has vivido. Aprovecha tu tiempo libre para pasar tiempo con tu familia y amigos, para retomar ese libro que aún sigue en tu mesa de noche y aún no has terminado. Antes de empezar a trabajar en la mañana aprovecha para hacer ejercicio, 40 minutos o 1 hora para caminar, trotar o hacer una rutina de pesas. Al medio día, a la hora del almuerzo, intenta compartir con tus compañeros de trabajo e indaga sobre sus proyectos e ideas, quizás encuentres en ellos aliados para sacar adelante tu nuevo emprendimiento en un futuro. Recuerda algo, mientras Steve Jobs ideaba en su cabeza lo que hoy conocemos como Apple, trabajaba en Pixar, años antes de la producción de Toy Story.

5 – Inténtalo de nuevo

Si sientes que es hora de intentar un nuevo emprendimiento o retomar el que ya tenías recuerda validar primero que: tienes el capital para realizar inversión, has validado tu idea en el mercado, y además cuentas con aliados y clientes interesados en tu producto o servicio. Antes de renunciar a tu trabajo, asegúrate de que esta idea de negocio es realmente lo que te apasiona. Si sientes que no debes desaprovechar el empleo que tienes y que puedes crecer profesionalmente en él, quítate de la cabeza que para emprender es necesario renunciar a tu trabajo, o por lo menos no en la fase inicial. Tendrás que duplicarte y aprovechar al máximo cada minuto de tu jornada, pero mientras navegas en el mar del emprendimiento, tendrás el ancla del empleo que te dará estabilidad en un comienzo.

Ya lo sabes, la vena del emprendimiento estará siempre en ti y eso es valioso para cualquier compañía que te contrate, porque tienes características y habilidades que harán que tu trabajo sea extraordinario. Puedes aprovechar esta oportunidad para repensar y encontrar nuevas perspectivas para tu idea de negocio, siempre y cuando no pierdas el compromiso que tienes como empleado de una empresa.

Tips para toma de decisiones

Para tomar buenas decisiones, asegura el experto en liderazgo James McGrath, tienes que entender las 4 reglas que las rigen el proceso. Con independencia del tamaño de tu negocio o de la organización para la que trabajes:

Sólo hay dos tipos de decisión: las que se pueden tomar rápido porque se pueden corregir fácilmente y sin apenas costes y las que sólo se pueden adoptar después de mucho pensar porque corregirlas es extremadamente delicado y, además, costoso.

Cualquier decisión que se tome se va a tomar SIEMPRE con datos incompletos.

Si eres una persona con sentido común vas a acertar únicamente una tercera parte de las decisiones que tomes. El otro tercio habría acabado exactamente igual, fuese cuál fuese la decisión tomada.

Mejor si una decisión se toma en el nivel más bajo de una organización.

Teniendo todo esto en cuenta, McGrath ofrece herramientas para la toma de decisiones más eficaces:

1. No te obsesiones con las decisiones. “Retrasar una decisión o no tomarla son decisiones por derecho propio y tienen consecuencias”, apunta este autor.

2. No pases decisiones hacia arriba. “Sobre todo si tienes potestad para tomarlas. Te hará parecer indeciso”, añade.

3. Toma decisiones fáciles. “Ten la seguridad de tomar decisiones que resulten fáciles y baratas de corregir y que se puedan tomar con una información mínima”, resalta.

4. Retrasa la toma de decisiones caras y difíciles de corregir hasta que no tengas suficientes datos. “Debes utilizar tanto datos cuantitativos como cualitativos y tu propio conocimiento tácito. Determinar cuáles son los datos adecuados dependerá de la naturaleza de la decisión/proyecto y de tu propio perfil de riesgo”, indica.

5. No tengas en cuenta lo que ya se ha invertido en la toma de una decisión. “Ese dinero ya está gastado. Ten sólo en cuenta la liquidez futura. Si ya has gastado cuatro millones en un proyecto y necesitas gastarte un millón más para completarlo, compara este millón con la liquidez futura y no con los cinco millones de la suma total”, advierte.

“Si se prevé que los ingresos futuros superen un millón, puede que no decidas continuar, pero si están por debajo de un millón, no juegas. Nunca pienses: Debemos sacar algo a cambio de los cuatro millones ya invertidos”, continúa.

6. Aunque al tomar una decisión nunca tendrás todos los datos, tienes que someter los datos que ya tienes a una evaluación crítica. “Pregunta si los datos se han visto afectados por suposiciones incorrectas, ideas ilusorias, errores de cálculo, proyecciones excesivamente confiadas (incluyendo cifras de clientes y de tesorería) o una subestimación del riesgo”, enumera McGrath.

7. Lleva siempre acabo una revisión post-decisión. “Si no lo haces así, te estarás perdiendo una gran oportunidad de identificar errores en tu proceso de toma decisiones y de mejorar tu actuación en el futuro”, concluye este experto en liderazgo.

Fuente: www.emprendedores.es

Resiliencia laboral

imagen-5

La capacidad humana de asumir situaciones límite y sobreponerse a ellas se conoce como resiliencia. Aunque esta es fundamentalmente una capacidad innata, existen maneras para conseguir mejorar nuestra resiliencia emocional, especialmente en el trabajo. Proponemos 5 formas para conseguir superar con mayor facilidad las situaciones de tensión en el trabajo y cómo ser feliz.

Desarrolla la actitud correcta, asume las dificultades como desafíos y responde con determinación. Olvida el miedo, la autocompasión o la culpa. La mejor manera de asegurar una mayor resistencia ante una situación límite es intentar comprenderla desde un punto de vista positivo. Desarrolla respuestas positivas y no caigas en la autocomplacencia.

Toma conciencia de aquello que sientes en los momentos de máxima tensión. No intentes ignorar aquellos temores y dudas que te acechan, ya que es la respuesta a estos temores y una actitud positiva frente a los mismos lo que te puede ayudar a mejorar tu resiliencia emocional. Explícate a ti mismo qué te sucede, qué te preocupa, e intenta encontrar un camino a seguir.

Ser optimista es algo más que mirar el lado bueno de las situaciones y personas, ser optimista consiste en buscar incansablemente una alternativa mejor, que proporcione mayor alegría y tranquilidad al entorno. Por ello, una actitud activa hacia la mejora, alegre y constante, es una gran manera de aumentar la capacidad de resiliencia.

Un hombre no es una isla y, por ello, contar con una red de apoyo en los momentos difíciles es de gran ayuda. Los compañeros del trabajo, los amigos y la familia forman parte de la red que te motiva cada día; cuenta con ellos cuando tengas un momento de tensión y escucha sus consejos a la vez que te contagias de su alegría.

Por último, para mejorar la resiliencia emocional en el trabajo hay un sencillo paso a seguir que, día a día, puede ayudarte enormemente: el sentido del humor. La risa de otros y la propia es una válvula de escape que inmuniza ante los males humores y los momentos de tensión. Además de ser de gran utilidad en un momento difícil, es una gran manera de relacionarse cotidianamente con los compañeros de la oficina.

Fuente: www.adeccorientaempleo.com

 

Los NO que todo gerente debe tener en cuenta

imagen-5

In addition to our formal education and training, we learn a lot about management on the job. We watch our mentors and our bosses to understand the “right” way to do things. Whatever our experiences in the trenches, they will likely shape the practices we employ at work—some good, some maybe not so good.

Regardless the size, industry, or specific corporate culture of your business, if you want to succeed as a manager, you should strive to avoid the following “management no-nos”—10 things a manager should never do.

Management Don’ts

1. Don’t create a policy every time somebody messes up. People make mistakes. Don’t overreact. Sometimes people make big mistakes—like getting distracted on the Internet when a friend sends a link to an online game or accidentally hitting “reply to all” when sending an icy e-mail. It’s usually a one-time goof-up. Get over it.

You don’t have to build another wall around Fort Knox just because somebody accidentally took a paper clip home. Have a productive one-on-one conversation about what went wrong, what problems it caused, what the individual should have done (or not) and why. Use questions to make it a learning moment for the employee so that he or she can figure out how to fix it.

2. Don’t lie. In other words, don’t distort the truth, withhold information, or make things up—even if it’s for a good reason. Strive for transparency: if you keep employees in the dark they won’t trust you. When something isn’t working out, say so. When things are going well, let people know. When you have concerns, share them. When you need something done by next week and you’re worried it won’t get done, discuss the situation with your staff. Keep them apprised of everything going on, within legal and privacy parameters. Have the difficult conversations and be straight with people about what’s on your mind. Just don’t try to manipulate people to control their behaviors or feelings.

3. Don’t hide behind policies or senior management when you have to be tough. If an organizational policy makes sense, stand by it and explain why. If you believe something is unreasonable or unwarranted, say so. If you feel an employee’s request for an exception is reasonable, go to bat for him or her. If you don’t think the point is worth the battle, explain why you feel that way. Take a stand, provide the reasons behind your decision, then stick by it.

4. Don’t spy on your employees. Don’t keep close tabs on them by using cameras, special computer equipment, or by following them around to make sure they’re doing what they’re supposed to be doing and not violating any policies. Teach and nurture principles of commitment and trust. Deal with violations, but don’t throw everyone into jail just because there’s a possibility someone might make a bad decision or because of a past problem.

5. Don’t be a pest. Don’t delegate minor tasks and then micromanage the person by constantly looking over his or her shoulder, and don’t be in a rush to take away responsibilities as soon as there’s a problem. Instead, empower people to succeed. Delegate broader responsibilities while providing clear direction and training on the “how,” “what,” and “why.” Help people develop personal accountability.

6. Don’t threaten people. Using threats and intimidation in any form is a sign of a weak leader. An effective leader knows how to build team and individual commitment by creating a positive work environment that invites people to engage with energy and purpose. You can discuss employee accountabilities and consequences, both positive and negative, without making threats.

7. Don’t demand the impossible. Don’t force your staff to do a physically impossible task just because your unreasonable boss pushed it onto you. Find ways to manage the demand by negotiating with your boss and committing to appropriate outcomes. Then provide the resources and support your staff needs to meet and even exceed commitments.

8. Don’t ask employees to do anything unethical. Don’t put people in situations where it’s hard for them to do the right thing. Never ask them to do shoddy work, ignore a defect, fudge a report, or mislead others. Stand by your employees. Believe they want to do excellent work and to feel good about the organization. Be principled and committed to the greater good.

9. Don’t make people choose between their families and the jobs. Don’t be inflexible when it comes to sick leave and other HR policies. When you refuse to be flexible, don’t be surprised when people violate policies. Instead, find a way to inject common sense and humanity into decisions about time off. If an employee was especially close to a deceased relative, give the employee the same consideration for attending an out of town funeral as you would if it were for the employee’s parent. If an employee just joined the company, let him be at the hospital when his baby is born without having to worry about losing his job.

10. Don’t ask for a lot more than you give. For example, don’t beat up the employee who worked through the night to finish a project on time when she comes in a few minutes late. If you want strict start and stop times, make that clear and enforce it on both ends. If you want employees to step up, take responsibility for achieving organizational goals, and work late to get things done, don’t nitpick about start times. Instead, have a conversation about what’s really important, how start times support it, and what time commitments and expectations are necessary and relevant.

Trying it on for fit:
—Review the list of no-nos and determine where you stand as a manager

—Designate those you definitely don’t do and give yourself a “smiley face” for each.

—Mark those you definitely or partially do with a frown face and think about why you do them.

—Make an action plan for changing each frown on your list into a smile. If your reasons for committing a no-no behavior are due to company policies or leadership’s expectations, make a plan to request a change or exception to those policies. If your actions are simply the result of a practice you picked up from a previous boss, or something you developed on your own, develop a plan for changing the behavior.

—Even better, ask employees for input on what they would like from you instead.

Fuente: Fuente: www.amanet.com

¿Como obtener equipos de alto rendimiento?

El participante alcanzará de una manera excelente en términos de eficiencia y eficacia, tener la competencia complementaria en la formación de equipos de alto rendimiento, roles de trabajo y aplicarlo en su área de trabajo.

Es necesario generar equipos de alto rendimiento desde el núcleo familiar, donde los padres le asignan roles asignados a cada uno de los integrantes, integrándose y siendo consientes en las actividades del hogar, acostumbrándose a una responsabilidad desde temprana edad, cuidando todo el entorno, si está funcionando el ambiente, brillando armónicamente y formando seguridad de la proyección de los lideres en formación.

En la actualidad se forman equipos de trabajo de acuerdo al tipo de proyecto, se recomienda que sean grupos pequeños, para que se incremente la comunicación y se fortalezca la empatía con cada uno de los integrantes, es importante incorporar valores que se tienen que incorporar y tener en claro respetarlo para que las habilidades de cada participante para cumplir estratégicamente los objetivos planteados estratégicamente.

¿Qué son y cómo funcionan los equipos de Alto Rendimiento?

Es importante realizar mediciones de avances y proyectar resultados, tener las características que podemos desarrollar cuando formamos parte de un equipo de trabajo, lo primero que debo de tener presente, es saber bien los objetivos específicos, convirtiéndolo en SMART (especifico, medible, alcanzable, realizable, tiempo).

 

Equipos de solución de problemas

Los miembros compartes todo tipo de ideas y ofrecen sobre la forma de mejorar los procesos y los métodos de trabajo, poniendo en práctica unilateralmente cualquiera de sus acciones sugeridas, un ejemplo de solución de problemas, son los círculos de calidad, te enfrentas con integrantes que tienen restricción al cambio en la aportación de ideas, participando integralmente y tomar en cuenta su participación evitando un bloqueo en las actividades planteadas inicialmente, es recomendable la técnica de lluvia de ideas, para poder ubicar el plan de trabajo evitando desfasar el objetivo general e integrar al participante.

Vamos a realizar juntos por equipo, detallando las ideas, definiendo y escogiendo de manera simplificada en orden de prioridades, contemplando que sea alcanzable y de los recursos que puedo aportar, con las que son accionables y comprometidos a sacar conclusiones, sin perder el tiempo y tomando en cuenta toda retroalimentación para llevar a cabo satisfactoriamente, mejorando los procesos y los métodos de trabajo, de acuerdo a las características de los miembros del equipo, teniendo autoridad en cada uno de los integrantes, teniendo límites y atributos que funcionan indirectamente con líderes que se involucran, teniendo la capacidad de llevarnos a un buen resultado.

¿Jefe ó Líder?

¿Conoce las diez diferencias que existen entre un jefe y un líder? Considérelas.

En un grupo, el jefe inspira temor y el líder genera confianza.

El jefe dice YO, El líder dice: Nosotros.

El jefe sabe por qué debe hacerse una tarea. El líder muestra cómo se debe forjar una carrera.

El jefe se basa en la autoridad. El líder se basa en la cooperación.

El jefe dirige. El líder guía.

El jefe echa culpas. El líder soluciona los problemas y arregla los errores.

El jefe ordena por sobre el problemático 10% de la fuera laboral. El líder trabaja codo a codo con el 90% que coopera.

El jefe suele hacer que crezca el resentimiento. El líder promueve que crezca el entusiasmo.

El jefe hace que el trabajo sea monótono. El líder hace que sea interesante.

El jefe ve los problemas y los desastres que pueden destruir a la empresa. El líder ve los problemas como oportunidades para que el equipo de trabajo los supere y los convierta en ocasiones para crecer.

Para construir un trabajo en equipo efectivo y así cumplir las metas determinadas, es necesario que los miembros del grupo desarrollen o utilicen algunas habilidades personales. Acá, alguna de ellas:

Escuchar: No solo oír a los otros, sino tomar conciencia de los sentimientos que acompañan esas ideas para no herir susceptibilidades personales. Conocer y ubicar el lenguaje verbal y el corporal (gestos y posturas), es un sabio aprendizaje para los equipos.

Preguntar: Profundizar en los planteamientos, para conocer bien los puntos de vistas del grupo, esto fortalece la capacidad de análisis y resolución de problemas.

Resumir: Es la mejor forma de chequear posibles dudas y hacer síntesis de los aportes propios y los de cada uno.

Ser flexible: Desarrollar la capacidad de cambiar y negociar los puntos de vista que nutran las innovaciones, así como para asumir nuevas normas, reglas y hábitos en las organizaciones, sin que esto genere conflictos de tipo individual, de personalidad.

Proactivo: Con iniciativa hacia la mejora, al logro. Tener una actitud positiva ante los retos, en lugar de una posición de resistencia al cambio.

Asertivo: Es la habilidad de expresar las ideas y necesidades propias, sin atropellar las de los otros miembros del grupo.

Abierto a la crítica: Recibir la crítica, la información de retorno, como sugerencia hacia el proceso de mejora de la organización, no como crítica o desvalorización personal. Es importante que dentro de los procesos de interacción en los equipos de trabajo, se debe tener presente las condiciones y en ambiente donde desarrollan su acción. Por ejemplo, el espacio organizacional de una institución o empresa educativa para niños en edad preescolar, es el escenario de aquellos grupos o equipos que trabajan en ese lugar.

¿Qué es un equipo de trabajo?

No debemos confundir “trabajar en equipo” con “equipo de trabajo”. Son dos conceptos que van de la mano, pero que poseen diferentes significados. El equipo de trabajo implica el grupo humano en sí, cuyas habilidades y destrezas permitirán alcanzar el objetivo final. Sus integrantes deben estar bien organizados, tener una mentalidad abierta y dinámica alineada con la misión y visión de la empresa. El miembro del equipo de trabajo debe producir para obtener mejores resultados, centrarse en los procesos para alcanzar metas, integrarse con sus compañeros, ser creativo a la hora de solucionar problemas, ser tolerante con los demás, tomar en cuenta a sus colegas y aceptar sus diferencias, obviar aquellas discusiones que dividan al grupo y ser eficiente, más que eficaz.

Fracasos del trabajo en equipo

No existe un clima agradable de trabajo. Se planifica incorrectamente.

Existe negatividad y egoísmo en el grupo.

Los miembros están desmotivados y no son perseverantes.

Los involucrados no se sienten parte del grupo. No se da la confianza mutua.

Los objetivos a cumplir no están claros.

Cuando un equipo, no tienen en claro el objetivo que les este marcando para llevar con éxito a cada uno de los integrantes con conocimientos, se está creando una insuficiencia, por lo que tenemos que retomar la parte cognitiva del conocimiento, es básico para llegar a ser un profesional, técnicas y actitudes, combinado con habilidades y destrezas y el saber ser, como ser humano, los valores tienen que reflejarse con los participantes, aprendiendo y formándonos, respetando nuestra filosofía del grupo para fortalecer nuestro nivel del ser.

Planeación estratégica, se realizar cambios significativos al realizar una competencia , proyectando el historial y presentando una nuevas oportunidades, introduciendo las tecnologías , de tal forma de estar a la vanguardia con prácticas consideradas eficientes y seguras para lograr un cierre con un final proactivo, trabajando en equipo en un ambiente , donde las expectativas son incentivos para los integrantes de cada uno de los equipos que se forman, sugiriendo buscar que el compromiso es de todos, con el simple hecho de llevar a cabo un estudio que respalde la actividad para ajustarlos con el entorno del equipo.

Equipos auto dirigidos

Asumen la responsabilidad de sus antiguos supervisores, su programación y planeación de trabajo, para la toma de decisiones operativas y ejecutadas con acciones sobre los problemas.

Equipos inter funcionales

Formados por personas del mismo nivel jerárquico, pero diferentes áreas de trabajo, que se reúnen para llevar a cabo una tarea, intercambiando información, desarrollando nuevas ideas y solución de problemas, así como la coordinación de proyectos complejos.

Equipo de proyecto

Equipo que durante un periodo de tiempo y para un proyecto o tema especifico, con un objetivo concretamente definido.

Equipo virtual

Miembros unidos electrónicamente, buscando información sobre algo específico, sirven con comunicación, los cuales son esenciales, sin estar reunidos físicamente.

Equipos centrados en resultados

Se centra en la obtención de resultados, sobre tareas y sobre personas, logrando a veces elevados estándares de productividad contra un proceso de mejora continua que se pretende mantener.

Competencia vs Competitividad

Competitividad en el sentido de adquirir más conocimientos, habilidades, experiencias, etc. Fijándose metas cada más ambiciosas para cumplir con la filosofía de mejora continua., en ocasiones con uno mismo en la organización, sintiendo permanente el aprendizaje, la colaboración consiste en el trabajo en común, llevando a cabo por parte del equipo hacia un objetivo compartido.

Formación de equipos Alto Rendimiento

Etapas de formación:

Formación

Confusión o Resistencia

Normalización o consolidación

Liderazgo situacional

Liderazgo directivo: Generalmente en las instituciones los llevan vinculados a la visión hacia dónde va la organización y poder comunicar las metas de la misma, influencia para establecer el tono y el ambiente de apoyo.

Las características comunes del líder:

Habilidades técnicas de los conocimientos adquiridos.

Habilidades humanas para trabajar con personas y equipos.

Habilidades conceptuales, capacidad de comprender sobre la dependencia y saber trasmitir.

Cualidades del líder: Positivo, dinámico, creativo, respetuoso, informado, buen ejemplo, cumplidor, asertivo, responsable, saber delegar y tener conocimiento de la razón de ser del equipo.

Comportamientos de un líder

Para establecer credibilidad y la capacidad a los miembros del equipo del líder debe:

Actividades del líder:

Llegar  a ser un modelo de rol de otros (ejemplo).

Tener una conciencia amplia de negocio (analizar los negocios).

Despejar interferencias y remover barreras (romper barreras).

Facilitar reuniones efectivas e interacciones de equipo (facilitador).

Mantener el equipo enfocado en negociación con los clientes (defensor del cliente).

Elementos clave del liderazgo:

Actuar con energía.

Empoderar a otros.

Construir una visión.

Enfoque a metas extraordinarias.

Características del Liderazgo

Comunicar las metas del proyecto.

Alinear las metas.

Fomentar una sensación de emprendimiento entre los miembros.

Fomentar la ética moral.

¿Habilidades del equipo?

Roles potenciales: Consejero, conector, creador, promotor, asesor, organizador, productor, controlador, defensor.

La inteligencia emocional tiene una importancia en un grupo, proyectando como te llevas con los demás, incrementándola toda la vida, esto es importante fortalecer para llevar a cabo acciones inmediatas cuando un integrante, emocionalmente puede llevarnos a una situación fuera de control en un individuo, esto nace desde un núcleo familiar, en el campo laboral, en grupos formales e informales, desarrollando el sentimiento de equipo, ofrecer opciones, optimismo inteligente, con pensamiento y atención observando las emociones de los colaboradores.

Habilidades emocionales: La auto-confianza, el saber estar en los momentos difíciles, entusiasmo, auto motivación, aprendizaje a los propios errores, fijarse objetivos y metas concretas en la vida.

Impactar con la comunicación. Ejemplo. Estaba un ciego pidiendo limosna y decía, por favor soy ciego ayúdenme, y casi nadie le dejaba monedas y un día paso un publicista tomo el anuncio, se lo llevo y lo cambio.

Conclusiones

Definitivamente es una gran oportunidad para los recién egresados de las distintas carreras. Se debe generar la confianza entre los directivos y los primeros solicitantes. El precepto es: enseña al joven por su camino y aun cuando fuere viejo seguirá en el. Los que por primera vez obtienen un primer empleo, necesitan ser enseñados en el camino laboral, si es correcto ese conocimiento, al ser ellos empresarios comprenderán a los que no tienen ninguna experiencia y crearán un fortalecimiento para todos los de nuevo ingreso. Para ser jefe no se requieren cualidades, sólo estar en el lugar indicado, con la persona adecuada (quien toma la decisión) y en la hora indicada, cuando alguien decide nombrar a un jefe. Para ser líder, se requieren un sinnúmero de cualidades “… todos los líderes son jefes, aunque sea sin nombramiento. Y pocos jefes son verdaderos líderes.

Es importante recurrir a algunas dinámicas de reforzamiento y conocimiento con base a pruebas ya documentadas, al momento de realizar ejercicios que denoten la unión de un equipo de trabajo, donde se involucre el líder y ver la opinión de algunos de los participantes, para sondear las áreas de oportunidad y unificar criterios comunes, logrando un avance notorio en el ambiente laborar y productivo.

Control de los niveles de estrés

imagen-5

Las compañías deben implementar planes de seguridad laboral que incluyen el diagnóstico y prevención de enfermedades asociadas al trabajo como el estrés, a través de actividades diarias y anuales de fortalecimiento de la salud en el entorno.

Las tendencias actuales muestran la preocupación de los organismos gubernamentales y las empresas por mejorar el bienestar de los empleados, dada la importancia de estos en la productividad y los resultados finales.
“Es importante un acercamiento mutuo de los jefes con el trabajador, crearle la necesidad que cumple un papel importante dentro de la empresa y contribuirle con ánimo, seguridad y optimismo en su desempeño laboral”, asegura Orlin Moreno Suescún, especialista en Seguridad y Salud Ocupacional e inspector en Seguridad Industrial HSE.
Para el experto la empresa debe crear un plan de prevención por medio de capacitación, pausas activas, vacaciones recreativas, talleres de autoestima, retiros espirituales, terapias ocupacionales de relajación, encuentros empresariales, convenciones y rotación de áreas de trabajo.
Según María Inés Camargo, especialista de Salud Ocupacional, es recomendable que el área de recursos humanos evalúe periódicamente el clima organizacional de la empresa, y que a partir de sus resultados genere los planes de acción necesarios para optimizar el ambiente laboral.
Los programas de bienestar juegan un papel fundamental y pueden incluir espacios de recreación, integración, enseñanza de técnicas de relajación, manejo del tiempo y, entre otros, nutrición. También, ampliar los canales de comunicación y fomentar la participación en proyectos de interés general.

“Para los trabajadores es importante sentir que su bienestar es necesario para la empresa, por lo que este tipo de programas junto con las actividades propias de salud ocupacional deben ser una prioridad no solo a la hora de implementar acciones correctivas sino también paliativas, esto influirá también en los índices de productividad, ausentismo y rotación”, afirma Camargo.
Las empresas y los jefes deben apoyar, promover y participar activamente en las actividades que se generen. La asignación de un presupuesto para el clima laboral y los programas de bienestar y salud es fundamental, asimismo, proporcionar tiempo y espacio para su desarrollo.
Recomendaciones útiles
Alimentación: comer sano, usar el tiempo de comida para descansar y romper la rutina en las actividades laborales.
Ejercicio: evitar el sedentarismo, practicar algún deporte por 30 minutos diarios, realizar pausas activas y entrenar la mente.
-Descanso: respetar los horarios dentro y fuera del trabajo, dormir lo suficiente, tomar vacaciones y tener espacios de ocio los fines de semana.
-Relaciones interpersonales: dedicar tiempo de calidad a su familia y amigos.
-Terapia sicológica: solicitar tratamiento acompañado de su familia y personas involucradas en su entorno laboral, fomentar el diálogo entre compañeros y tener charlas de motivación grupal.
-Control médico: asistir permanentemente a terapias ocupacionales y notificar los síntomas a tiempo.
-Actividades sistematizadas: organizar el tiempo conforme a las tareas diarias y afrontar los problemas laborales de manera activa.
-Motivación: buscar entrenamiento.
Fuente: www.elempleo.com

 

Cómo dirigir personal sobrecalificado

Contratar personal sobrecalificado debe ser una decisión debidamente pensada por las organizaciones ya que este tipo de empleado demandan otro tipo de atención y puede llegar a tener otras necesidades dentro de la misma empresa. (Test: Conozca si usted es un buen o mal empleado)

Las compañías que toman la decisión de efectuar un contrato con este tipo de colaboradores deben tener muy claro que estos son personas a las que constantemente se les deben plantear retos, así como ofrecerles un plan de carrera a mediano plazo para evitar que roten en un corto tiempo. (Lea: Estas señales le indican que está en el trabajo equivocado)

Justamente, las empresas deben ser consientes de que si contratan candidatos sobreperfilados, la relación será netamente transaccional y deben tener muy claro que esta persona seguirá en un proceso de constante búsqueda de nuevas opciones, hasta encontrar la posición que realmente se ajuste a su perfil y a sus expectativas salariales, asegura Paola Pulgarín, Associate Director de Michael Page.

La recomendación de la experta es que se realicen sesiones de retroalimentación constantes por parte del jefe inmediato, donde se demuestre que valoran las capacidades y que conocen los objetivos del colaborador dentro de la empresa. (Vea: Prepárese para un proceso de selección)

Si está pensando en contratar personal que supere las necesidades del cargo, debido a su alto nivel de preparación, hágase estas preguntas que le resultarán claves para su compañía a la hora de hacerlo:

 

¿CÓMO NEGOCIAR EL SALARIO?

A pesar de contar con rangos salariales preestablecidos para las diferentes posiciones que están dentro de la organización, una de las opciones es atraer al candidato con un paquete de beneficios que complementen su salario y que sea adecuado a su momento de vida.

¿Qué tareas asignarle?

Se les debe asignar tareas retadoras que les permitan investigar y salirse de la rutina. También proyectos de alto alcance que les permitan un reconocimiento y una buena exposición dentro de la compañía.

¿Cómo hacerle ‘feedback’?

El ‘feedback’ hay que darlo de manera asertiva, resaltando los puntos positivos y los que debe trabajar el colaborador, esto le permitirá a la persona identificar sus oportunidades de mejora y así trabajarlas. Además, el feedback aporta al desarrollo profesional y personal del trabajador para que este cumpla un proceso integral de formación dentro de la compañía.

Fuente: www.portafolio.co

 

 


Garantiza una excelente presentación

imagen-5

¿Te espera una reunión con inversores? ¿Debes presentar un proyecto nuevo a un cliente importante? Algunas recomendaciones para armar una sólida presentación con diapositivas y causar una buena impresión.

Desde hace varios años, pocas reuniones importantes prescinden Un buen conjunto de diapositivas refuerza el mensaje a comunicar, de forma gráfica e intuitiva.de una presentación del material en PowerPoint o un programa similar (una opción novedosa es la plataforma gratuita Prezi).  Un buen conjunto de diapositivas muestra lo que queremos comunicar de forma gráfica e intuitiva, reforzando considerablemente nuestro mensaje. Existen muchas guías dedicadas al manejo de los programas en sí, pero ¿qué tener en cuenta a la hora de armar una buena presentación? A continuación algunos consejos clave:

1- Una presentación, como todo contenido audiovisual necesita de un guión para ser efectiva. Evitá las ansias de “ahorrar” tiempo y empezar a crear directamente en el programa. Conviene trazar un plan previo en una simple hoja de papel, indicando esquemáticamente los contenidos y las formas de unirlos. Esto ayuda también a sintetizar el material y hacerlo más concreto.

2- El experto en oratoria Jeff Davidson en su libro “The Complete Guide to Public Speaking” (Guía completa sobre oratoria) establece que 7 minutos es el lapso de atención promedio de un adulto; si tu presentación es excesivamente larga o concentra todo el contenido importante al principio en lugar de repartirlo equitativamente, es probable que el público se aburra y no recibas la atención que esperás para tus ideas.

3- Tené en cuenta las dimensiones del lugar donde vas a hacer la presentación, la iluminación y la cantidad de personas que van a asistir. Esto impacta en los colores de fondo que podrás emplear, la cantidad de texto por diapositiva —siempre menos es mejor— y el tamaño de tipografía y gráficos.4- Seleccioná temas visuales, colores, letras e imágenes que no distraigan la atención del objetivo de tu presentación. Las frases animadas, los efectos de sonido y los gráficos precargados se han creado en los 90 y allí conviene dejarlos atrás junto con los casetes de audio y disquetes, si se pretende crear una presentación que no despierte risas innecesarias. Usá transiciones simples y alguna fotografía o imagen para dar dinamismo sin abrumar.

5- Asegurate de dedicar tiempo a la preparación de la charla que acompañará la presentación gráfica. Recordá que el contenido visual es solamente un complemento de la presentación oral y no te conviertas en un mero lector de tus diapositivas. Un buen discurso que se apoya en gráficos, esquemas y fotos funciona mejor que párrafos y párrafos de texto monótono.

6- Que la presentación no quede solo en tu pantalla. Lo ideal es entregar el material en una carpeta a cada uno de los asistentes, o dejarles una versión digital. No solo lo podrán leer con mayor detenimiento, sino que también se pueden incluir links a tu web, perfil social y datos de contacto.

 

 

 

¿Qué hacer ante un bloqueo creativo?

imagen-4

 ¿Te encontraste de nuevo con un bloqueo creativo? Consigue que las ideas vuelvan a fluir siguiendo estos útiles consejos de expertos de diseño, psicología y narrativa.

9 consejos de expertos para superar el bloqueo creativo.

Si superar un bloqueo creativo fuese tan fácil como saltar sobre una valla, viviríamos en un mundo rebosante de creatividad. Las múltiples conexiones que dan lugar a las nuevas ideas harían que la ciencia, el arte, y prácticamente todas las manifestaciones de nuestra civilización se viesen potenciadas. Quizá hasta los abogados se atreverían a probar algo nuevo, como aflojarse un poco la corbata ¡quién sabe!

Obviamente esta es una utopía comparable a Shangri-La, la mítica ciudad El Dorado y el Mapocho Navegable. El bloqueo creativo, especialmente temido por artistas, pero que también afecta a cualquier persona que trabaje en un ambiente donde se valoran las ideas, está dentro de esos extraños fenómenos que se alojan en lo más profundo de nuestros cerebros y, pareciera, lejos del alcance de cualquier herramienta.

“Escribir sobre el bloqueo del escritor es siempre mejor que no escribir” fue una frase que inmortalizó el escritor Charles Bukowski en su libroPoemas de la última noche de la Tierra. Sí, Bukowski era un borracho y un mujeriego, pero su etílica ironía contiene una gran verdad: El bloqueo creativo nunca es totalmente infranqueable, sobre todo con las herramientas adecuadas.

Buscamos las recomendaciones de diversos expertos, que te servirán de garrocha para el gran salto que terminará con tu bloqueo creativo.

1. Cumple tus necesidades básicas primero

Lo que puede sonar obvio, no lo es tanto cuando estamos obstinados en encontrar una solución que no llega, y olvidamos que hace una semana que no nos duchamos y que las moscas que nos rodean no son coincidencia.
Mike Brown, experto en creatividad, estrategias e innovación y fundador de la consultora The Brainzooming Group, recomienda “hacerse cargo de las necesidades básicas de la vida y luego retomar tus esfuerzos creativos”. Tener ideas requiere de toda tu atención, y tener sueño, hambre o ganas de ir al baño no lo va a hacer más fácil.

2. Llega al porqué del bloqueo

El bloqueo creativo puede ser desarmado si dirigimos nuestros esfuerzosa su punto débil: la racionalización. Por muy místico y metafísico que pueda parecer este muro, todo tiene una razón y llegar a ésta es un proceso mucho más sencillo que demoler el muro a punta de cabezazos mentales.

Una forma de hacerlo es a través de “los cinco porqués”, técnica desarrollada por el fundador de Toyota, Sakichi Toyoda. Si bien nació como una forma de llegar al origen de un problema técnico, su utilidad es mucho más amplia. El ejercicio consta de partir con una problemática, e ir desnudándola a través de porqués sucesivos hasta llegar a la raíz.

Ejemplo: Estoy desmotivado, ¿Por qué? Porque no tengo ideas, ¿Por qué? Porque no me gusta el tono formal que le estamos dando, ¿Por qué? Porque no se alinea con la estrategia, ¿Por qué? Porque la estrategia indica que esto va dirigido a jóvenes, ¿Por qué? Porque nuestros estudios indican que son el 90% del universo de consumidores. Solución: Hablar con el equipo y proponer un cambio de tono.

No es necesario llegar literalmente a cinco porqués, es posible que algunos problemas más sencillos se desenreden en menos pasos.

3. Redefínelo

Uno de los principales problemas que conlleva el bloqueo creativo es la palabra en sí misma, porque visualizamos una pared infranqueable y difícil de superar.

La psicóloga social Susan K. Perry sugiere visualizarlo no como un muro, sino como una burbuja de jabón que se desintegrará al menor toque. Perry también consultó a artistas sobre cómo lo enfrentaban. Audrey Niffenegger, autor del libro The Time Traveler’s Wife (que se llevó al cine como Te amaré por siempre), le contestó que no lo percibía como un muro, sino como una señal para dejar de pensar directamente en el tema y abordarlo ocasionalmente. “La mayoría de las ideas nuevas vienen de esperar pacientemente y revolver la cosa (idea) en mi cabeza” agregó.

4. Sal al aire libre e inspírate

Cuando dejar de forzar las ideas no sea suficiente, no hay nada mejor que un paseo al exterior para inspirarse. Bien lo sabía Jack Kerouac, quien consideraba abandonar su carrera como escritor antes de recorrer Estados Unidos con su amigo Neal Cassady. El viaje le sirvió de inspiración para su obra maestra, “En el camino” (On the Road).

En la mayoría de los casos no se necesita de una vorágine de lugares y excesos hedonísticos como en el caso de Kerouac, sino de un simple panorama para distraerse y al mismo tiempo inspirarse. Caminar por un parque, una exhibición, película u obra teatral; son todas alternativas válidas para alimentar nuestro subconsciente y estimular el músculo creativo.

5. Propón muchas soluciones

En muchas ocasiones el bloqueo surge porque buscamos la idea, aquella perfecta que solucionará todos nuestros problemas. El ilustrador Marc Johns sugiere apagar el perfeccionismo y escribir absolutamente todas las ideas que tengamos, diez, veinte, treinta, las que sean suficientes para “soltar la mente”. Al más puro estilo lluvia de ideas.

Una variante para aquellos profesionales relacionados al área del diseño, es lo que propone la artista Martha Rich: escoge un objeto y dibújalo, píntalo o represéntalo de 100 (o muchas) formas. Por ejemplo, un anillo puede ser representado como uno de diamantes, como el que rodea a un planeta, y así, se van sumando distintas interpretaciones. “Se pone interesante cuando te quedas sin ideas y estás forzado a hacer ridiculeces y ¡dejar de pensar tanto!” dice.

6. Anota tus inspiraciones previamente

“Dicen que un elefante nunca olvida. Bueno, tú no eres un elefante. Toma notas, constantemente” dice Aaron Koblin, artista digital considerado una de las mentes más creativas de la industria.

El consejo de Koblin es anotar absolutamente todo lo que te inspire: pensamientos, citas de películas, canciones, artículos, tecnologías; éstos compondrán tu arsenal de inspiración. “Cuando no tengas ideas, ve a tus notas como un mago a su libro de hechizos” agrega. Es hora de utilizar ese block de notas del celular o comprar la indispensable libretita.

7. Inspiración en las masas

Otro consejo que propone Mike Brown es buscar la inspiración en la gente, lo que él llamacrowdspiration. “Ve donde haya una multitud de personas y usa las miradas, conversaciones y el murmullo de la multitud para catalizar tu creatividad” dice.

En la era digital, la multitud también se puede encontrar en plataformas como Twitter o Facebook, ¡aprovéchalas!

8. Cambia de “lienzo” y enfoque

Brown propone también cambiar el “lienzo” si tenemos dificultades para llegar a nuevas ideas. Por ejemplo, si en el computador no se prende la ampolleta, cambiarse a “la vieja escuela” del lápiz y el cuaderno. La idea es pasar a un “lienzo” en blanco que te permite ver las cosas de una nueva forma.

Algo similar dice el artista Marc Johns cuando hablar de fingir ser otra persona: “Deja de pensar como diseñador, escritor o lo que seas por un minuto. Finge que eres un repostero. Finge que eres un contratista que repara ascensores. Un piloto. Un vendedor de completos ¿cómo miran el mundo estas personas?”.

9. Abre un libro

Literalmente. La artista Jessica Hagy, ganadora del premio Webby por su blog Indexed, sugiere abrir un libro cualquiera en una página al azar y mirar una frase específica. “Cada libro tiene la semilla de miles de historias. Cada frase puede producir una avalancha de ideas. Mezcla ideas entre libros: una pensamiento de Esopo y una línea de Chomsky, o un fragmento de un catálogo IKEA fundido con un pedazo de diálogo de Kerouac”.

Hagy propone que este remix continuo de ideas fuerza a la mente a hacer conexiones y los blancos mentales se llenan. Si no sucede nada, continua haciéndolo, dice la artista “y sigue conectando ideas fuera de contexto hasta que tu mente se distraiga y termine en un nuevo lugar, un lugar que nadie antes ha visitado”.

Fuente: www.eldefinido.cl