Cuidar a las personas es cuidar la economía

La forma en la que afrontamos los retos y las decisiones que tomamos en ciertas coyunturas nos definen como personas. Decidir entre abandonar un proyecto cuando se complican las circunstancias, o encontrar formas creativas de sacarlo (y salir) adelante. Decidir entre ceder ante la presión y cambiar nuestro discurso, o mantenernos coherentes aunque no sea lo más fácil de decir en el momento. Decidir si ante una situación de adversidad, optamos por cuidarnos solo a nosotros o también por cuidar a otros. Cuando sumamos las decisiones de cada persona, podemos ver lo que nos define como sociedad. 

Este 2020 y la emergencia sanitaria por el coronavirus nos trae uno de los retos más importantes que enfrentaremos en nuestra vida. Tal vez desde la época de las guerras no recordamos una situación similar con países enteros en cuarentena, calles vacías por semanas, fronteras cerradas y una sensación de incertidumbre que crece al preguntarnos “¿qué sigue?”. Dos factores serán determinantes para superarlo, la suma de un liderazgo firme y consciente, con la unión y solidaridad civil. 

Algunas empresas ya han empezado a dar ejemplos positivos en ese sentido. En Colombia, Bavaria y los Ingenios del Valle, siguieron el ejemplo de los fabricantes de fragancias de lujo Europeos, adaptando su producción para suministrar alcohol para fabricación de desinfectantes. Cine Colombia cerró sus salas antes de que el gobierno lo decretara, priorizando la salud pública a sus posibles ingresos. Arturo Calle ha anunciado que cierra sus tiendas, pero garantiza los salarios de sus trabajadores durante 2 meses. Un equipo de la Universidad de Antioquia está produciendo respiradores para aumentar la capacidad de respuesta de las clínicas, y ha conseguido aprobaciones en tiempo récord de Invima y Minsalud.

Lo que se evidencia con esas acciones es un liderazgo decidido a cuidar a la gente pensando en el bien común, así implique incomodidades o sacrificios temporales. Estos casos demuestran la solidaridad, creatividad, compromiso y capacidad de adaptación de sus equipos humanos. Las empresas que escogen poner primero a las personas, seguramente verán que cuando pase este periodo, tendrán su agradecimiento y compromiso entregando lo mejor de ellos mismos para retomar el curso. Es cierto que esas grandes empresas, tienen además músculo financiero que les permite maniobrar con cierta holgura en estas coyunturas. 

En el caso de las pymes, lo que está en juego no es un mal semestre o un mal año, sino su supervivencia. Ante la incertidumbre y el miedo, algunos pueden pensar en que el paso obvio es cortar costos de nómina. Como si la decisión fuera entre la empresa o la gente. En Gerencia Selecta estamos convencidos de que la empresa la hace la gente, y esa convicción siempre ha guiado nuestras acciones. Por eso invitamos a mantener la calma en estos tiempos difíciles, y a tomar decisiones pensando en el bienestar del largo plazo en vez de la angustia del inmediatismo. 

El gobierno, y los bancos ya han anunciado algunas medidas extraordinarias, y seguramente seguirán anunciando otras en los próximos días para aliviar la situación y facilitar la supervivencia de las empresas. También citamos un artículo de Forbes que describe algunas formas creativas de sacar el máximo a su talento humano en esta coyuntura y recomponerse al interior, desde las más obvias para reaccionar, hasta otras más estratégicas. 

· La posibilidad de permitir al equipo experimentar la flexibilidad del trabajo remoto
· Oportunidad para desatrasarse en trabajo reprimido por el día a día
· Tiempo para planear de manera proactiva y no reactiva pensando estratégicamente
· Una oportunidad para el desarrollo y re entrenamiento del equipo. Oportunidad para identificar fortalezas y aprovecharlas al máximo.

Una empresa sin su talento humano solo son inmuebles, inventarios, máquinas, e información. Es el trabajo de su equipo el que permitió comprar las maquinas, producir el inventario, dar sentido a la información, y tener a la empresa en su punto actual. Será el trabajo de la gente lo que le permitirá superar esta situación, una vez empecemos a retomar nuestras rutinas diarias.


Recursos: Artículo de la revista Forbes



Otros contenidos relacionados:

¿Conoces a alguien que le pueda interesar este artículo? Compártelo